Una experiencia que trasciende generaciones

Melvin Rodas es egresado del Colegio Enrique Novella Alvarado, ENA. Gracias a que su papá, don Vicente, trabajaba en Cementos Progreso, le fue otorgada una beca para completar sus estudios de educación primaria en el Colegio. Ese apoyo continuó y a través de la Fundación Carlos F. Novella pudo llegar a la universidad y convertirse en ingeniero.
 
Actualmente, él y su hermano tienen una empresa que brinda servicios a Planta San Miguel y contratan a personas de lugares aledaños. Al igual que Cementos Progreso, ellos buscan el bienestar tanto para sus colaboradores como para su comunidad. “Sin Cementos Progreso estaríamos bastante atrasados… Gracias a Dios tuvimos la dicha de que la planta se formara en este lugar”, concluye.
 
Por: Comunicación