Una experiencia de vida

Don Víctor es originario de Izabal y en 1974 se mudó a Sanarate, El Progreso. Ese año empezó a trabajar en Planta San Miguel, en donde también laboraba su hermano. Por 38 años él se desarrolló en el área de cantera y aprendió diversos oficios.

Don Víctor nos cuenta que para él el programa de jubilados denominado Águilas de Oro es una gran iniciativa, ya que les permite a los colaboradores retirados mantener contacto con la empresa y seguir involucrados en diversas actividades.

Mira este video para conocer lo que don Víctor cuenta sobre su experiencia de trabajar en Cementos Progreso.

Por: Comunicación