Don Carlos Secaida, sinónimo de entrega

En 1953 don Carlos Secaida inició sus labores en el taller automotriz de Cementos Novella, nombre que tenía la empresa en esa época. Su trayectoria con la Familia Progreso se extendió hasta el 2011, cuando se jubiló y pasó a formar parte del grupo denominado Águilas de Oro.

Don Carlos expresa que para él Cementos Progreso significó toda su vida, ya que desde los 15 años se acercó a la empresa y hasta la fecha sigue teniendo una relación cercana. Además, comparte que su experiencia ha sido amena, especialmente porque ha tenido la oportunidad de estar en contacto con los dueños de la empresa, a quienes considera “gente muy sencilla que siempre está velando por el bienestar del trabajador.”

Por: Comunicación