Una trayectoria que deja huella

Don Luis Álvarez ingresó a Cementos Progreso en 1989 y participó en la construcción del Estadio La Pedrera, ahora Estadio Cementos Progreso. Desde entonces y por más de 26 años, se desempeñó en puestos importantes dentro de la organización como gerente general de Rapiconcreto y director general del Instituto del Cemento y el Concreto de Guatemala.
 
Comenta que cada nuevo puesto trajo consigo retos que pudo sobrepasar con el respaldo de la empresa. Además, expresa que para él Cementos Progreso significa respaldo, seguridad, ética, honradez y moral. 
 
Gracias a su trayectoria y dedicación, ahora don Luis ha culminado su carrera profesional y ha sido nombrado Águila de Oro. 
 
Por: Comunicación