Un ejemplo de compromiso

Don Ricardo Sique inició su experiencia con Cementos Progreso en mayo de 1963, su primer y único empleo, en el que laboró por 50 años. Desde entonces sintió una conexión especial con la empresa, lo cual lo motivó a seguir avanzando y desarrollándose en diversas áreas.

Durante su trayecto laboral, don Ricardo estuvo en diversos puestos tales como conductor de grúas, secadora y molinos en sede La Pedrera. Hasta 1974 operó uno de los hornos más antiguos que había en la planta. Cuando Planta San Miguel inició a operar, en 1974, apoyó el arranque del primer horno que actualmente sigue operando. Después continuó supervisando y liderando equipos en la empresa hasta el 2013, cuando se jubiló.

“Lo más grande que me pudo haber pasado fue esto. Trabajar en Cementos Progreso fue una gran experiencia”, expresó don Ricardo.

Actualmente don Ricardo forma parte del grupo de excolaboradores de Cementos Progreso denominado, Águilas de Oro, quienes son jubilados pero siguen involucrados en diversas actividades y forman parte de la familia Progreso.

Por: Comunicación