Solidaridad con las víctimas en Los Pajoques

Nos solidarizamos y continúamos apoyando a las víctimas de la violencia ocurrida en el caserío Los Pajoques en San Juan Sacatepéquez.

En Cementos Progreso mantenemos nuestra postura de condena ante los hechos ocurridos en el caserío Los Pajoques, los días 19 y 20 de septiembre, en donde fueron asesinados 7 miembros de la familia Pajoc Matz y que provocaron que más de 30 familias tuvieran que salir de sus hogares para buscar resguardo y seguridad.

Después de la tragedia y con base a nuestros valores, colaboradores de diversas áreas han estado trabajando para atender a las más de 30 familias que fueron forzadas a salir de sus hogares. 

El departamento de Organización y Desarrollo Humano, el área de Relaciones Comunitarias del Proyecto San Gabriel y la Fundación Carlos F. Novella conformaron un grupo de crisis para atender la emergencia y se habilitó un albergue para atender las necesidades de personas que fueron afectadas. 

Entre el sábado 27 y el martes 30 de septiembre se atendieron a 189 personas (35 familias) de Los Pajoques y Santa Fe Ocaña. Luego de algunos días, algunas de estas personas dejaron el albergue para regresar a su comunidad o a vivir con familiares y amigos. Actualmente estamos atendiendo a 123 personas, entre ellos colaboradores directos e indirectos, así como a vecinos de las comunidades mencionadas.

Se han entregado paquetes de higiene y abrigo que incluyen: papel higiénico, pasta de dientes, cepillo, jabón, pañales, toallas sanitarias, frazadas, toallas y suéteres. Asimismo se ha brindado atención médica y psicológica y se han entregado las medicinas necesarias.

La Fundación ha trabajado en la instalación de  una escuela para que los niños no pierdan su ciclo escolar y se ha apoyado a la organización de las familias para atender labores de limpieza, alimentación y otros asuntos propios de una comunidad.

Al mismo tiempo que se ha procurado estabilizar a las familias para que puedan cubrir sus necesidades básicas, también se ha trabajado con ellos en los planes para su futura ubicación definitiva de tal manera que, cuanto antes, ellos puedan regresar a reconstruir sus vidas.

Rechazamos la tergiversación que algunas agrupaciones intentan hacer sobre los hechos violentos. Apoyamos la presencia de las fuerzas combinadas de seguridad en el área ya que esta ha traído tranquilidad para la población honrada.

En esa línea, esperamos que la ley y el orden se establezca en las comunidades de San Juan Sacatepéquez para que se dé respuesta a la población trabajadora y pacífica que clama por seguridad. Es por ello que nos adherimos a la solicitud de las víctimas y de la población en general para que, luego del estado de prevención, las fuerzas de seguridad mantengan una presencia permanente que garantice que los hechos de violencia no se repitan y que se persiga a los responsables.

Reiteramos nuestro compromiso con la paz, el diálogo y el desarrollo económico y social.