San Miguel: un espacio para la biodiversidad

Si caminas desde el edificio de Gerencia de Planta San Miguel hasta el comedor, es posible que veas muchas iguanas simpáticas tomando el sol en las jardineras o atravesando las calles. ¿Te has preguntado cuánta biodiversidad existe en San Miguel? Descúbrelo.

La finca San Miguel es más que un lugar en el que se produce cemento y otros materiales para la construcción. Es también un espacio que alberga una extensa variedad de flora y fauna.

Los muestreos que realiza la Unidad de Biodiversidad de Agrobosques sirven para determinar la presencia o ausencia de vida animal y vegetal alrededor de la Planta San Miguel.

Algunas especies que viven en la planta son endémicas de Guatemala, lo que significa que son 100% guatemaltecas y únicas en nuestro país, como el heloderma charlesbogerti, espécimen amenazado por su exportación y comercio ilegal.

Los análisis de esta unidad también nos permiten saber cómo se relacionan las distintas especies con nuestras operaciones. “Los monitoreos continuos de fauna que hemos hecho desde el 2010 demuestran que las especies se han adaptado a las condiciones de la finca y conviven perfectamente con la fábrica”, afirma Ricardo Marroquín, Técnico Biólogo de Agrobosques. 

Armonía con la naturaleza
El uso sostenible de los recursos naturales de la finca y el manejo eficiente de las zonas boscosas han sido la base para que San Miguel tenga ecosistemas bien conservados que hacen que contemos con el mejor bosque seco del país, lo cual es el resultado del compromiso ambiental que ejercemos a través de medidas de conservación. 

“El mapa de uso de la finca está estratificado para manejarla de manera sostenible. Esto sirve para moderar los cambios que puedan padecer las especies como producto de la extracción”, indica Juan Carlos Valdez, Especialista Forestal de Agrobosques. 

Fauna
San Miguel alberga fauna que no se puede encontrar en otras partes del país. Además, la condición de la finca es tan favorable que sirve de paso migratorio de aves y mariposas.

Hasta el momento hemos identificado en San Miguel 130 especies de macrofauna, es decir, fauna de más de una pulgada de largo.

En la actualidad, Agrobosques estudia con más detalle las 11 especies que son propias del lugar, 7 en protección por comercio y 3 que están en conservación especial. También tiene colecciones de mariposas y serpientes vivas para reconocimiento y capacitación en primeros auxilios.

Flora
La riqueza de la flora de los ecosistemas secos subtropicales de San Miguel se debe en gran medida al manejo forestal y la protección que realiza Agrobosques desde 1986. 

En expediciones realizadas para descubrir la diversidad vegetativa alrededor de la planta hemos descubierto más de 300 especies florísticas.

Vencemos paradigmas
El plan maestro de conservación de Cementos Progreso, sumado a la prevención de incendios y a todas las gestiones que se realizan en la finca, da como fruto la alta biodiversidad.

Esto es una muestra de que hemos vencido paradigmas. “Hemos demostrado que como industria tenemos un modelo de conservación que mantiene las condiciones adecuadas para funcionar como una casa para la flora y la fauna que convive con nosotros”, enfatiza Valdez.  

Por: Comunicación